Más aportaciones

IBOtras aportaciones de mi tesis doctoral a la comunidad académica y profesional son las siguientes:
Explora el concepto de engagement -de imposible adaptación al español– y lo define como el grado de coincidencia entre los intereses del empleado y los intereses de la marca. Por ponerlo en términos reconocibles, lo que se entiende comúnmente por un embajador de la marca. Y el engagement se puede y debe gestionar, especialmente en modelos de negocio donde la relación entre el Cliente y la Marca es intensa como en el sector de los servicios profesionales, el mundo académico, el sector del retail, la industria turística, etc. El engagement de la marca con el empleado es un concepto complejo con implicaciones importantes para la organización, retos en muchos casos, como la revisión de la política de Comunicación Interna, las relaciones interdepartamentales en proceso de integración de las comunicaciones, y las políticas de RRHH en cuanto a la gestión de la relación Empleado/Organización. El internal branding es una disciplina transversal y la investigación realizada aborda el tema de su ubicación organizacional y su dependencia jerárquica en profundidad.
Es un documento académico pero con aspiraciones divulgativas. Considero que es tan importante contar con los empleaos adecuados y con la actitud adecuada para mejorar las experiencias de los clientes que he pretendido dulcificar el lenguaje y estilo académico. Sin comprometer el rigor académico, he pretendido ser lo más cercano posible a la realidad del profesional.
Evidencia áreas de mejora en las organizaciones. A medida de que la presión competitiva y la rivalidad en los mercados aumentan, todos y cada uno de los puntos de contacto que tiene el cliente con la marca son importantes. La marca es la acumulación continua de percepciones y experiencias que, desde su perspectiva experiencial, supone que la relación Cliente/Marca se puede ver influenciada por la calidad de la relación Empleado/Marca. De hecho, es una de las conclusiones de la investigación, que todos los entrevistados coinciden en la necesidad de que las organizaciones adopten estrategias específicas para la gestión del talento interno. Y existen ejemplos en el mercado de organizaciones que identifican a sus empleados como una parte importante de la ventaja competitiva de la organización y del valor que aportan a los otros stakeholders.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *